Un poco de levadura fermenta toda la masa

El pan es el alimento primordial, universal, lo que nutre y sustenta. No hay olor tan apetitoso y reconfortante como el del pan recién hecho. Negar a alguien el pan y la sal es tanto como negarle la misma existencia.

El pan es, también, un metasímbolo de la sociedad. El pan y circo de Juvenal. O pan y toros, o fútbol. Pan blanco, de harina refinada, para las clases altas. Pan negro para los pobres. No en vano una de las variables económicas que marcan el IPC y con las que se revisan los salarios es el precio del pan…

Pero, excepción hecha del ácimo pascual judío, para que la masa de harina crezca y se convierta en pan hace falta levadura. Un panadero necesita entre un 0,5 y un 4% de levadura para fermentar la masa. Puede utilizar levadura prensada, artificial, pero el pan natural, el de más sabor y más larga duración, el de miga más compacta y fuerte, es el que se elabora con masa madre: una levadura que no se hace ni se fabrica, sino que, de manera natural, está presente en el ambiente y, en interacción con el cereal, con la humedad y temperatura correctas, produce la fermentación y hace que la masa del pan se hinche, aumentando de volumen.

En España, durante muchos años, los ciudadanos nos hemos acostumbrado a saciar nuestra hambre política con un pan ácimo, insulso, plano, de pasión pascual permanente. Un pan amazacotado, que nos hemos ido tragando puntualmente porque nos habían dicho que era el único que había. Unas veces, los Panaderos de turno inflaban con aire las barras de pan para que pareciesen más grandes, como Khrushchev. Otras, al más puro estilo María Antonieta, a quienes se quejaban les espetaban sin miramientos: “¡Que coman pasteles!”.

Pero, cuando se dieron las circunstancias adecuadas, la levadura natural se puso en marcha. Y ese pequeñísimo porcentaje (creciente, tozudo) ha ido produciendo un proceso imparable de fermentación que ha cambiado el olor y el sabor del pan de la política.  Ha despertado el hambre en quienes se creían saciados. Y ha hecho que cada vez más personas recuperen la capacidad de apreciar el valor de sentidos hasta ahora olvidados, incluido el sentido común.

Este pasado domingo, hemos asistido al horneado de un magnífico pan natural al 4,7% de levadura, amasado con entusiasmo, confianza y determinación por 1.140.000 panaderos. Un pan distinto, hecho con la harina de la igualdad y el agua de la libertad. Un pan fragante de cinco cereales UPyD listo para que todos los ciudadanos de este bendito país maltratado lo saboreen y validen o reprueben en los próximos cuatro años.

¿A qué esperas para probarlo?

* Hoy se cumplen dos años del I Congreso de UPyD. Hoy UPyD está en el Congreso Nacional con 5 Diputados. Un poco de levadura fermenta toda la masa.

About these ads

41 comentarios en “Un poco de levadura fermenta toda la masa

  1. Brillante artículo!! Casi podía oler ese pan recién horneado… que pena que le falte a mi gusto un poquito de levadura… un 0,3% !! Pero me alegro de haber sido uno de esos 1.140.000 panaderos, sin duda me habéis devuelto el apetito y no dejaremos de intentarlo de nuevo hasta conseguir ese pan sabroso de la igualdad y la libertad. Mucho ánimo!!! :)

  2. Estupendo artículo Beatriz, como tú bien dices UPyD está cambiando la forma de hacer política y aunque a algunos les fastidie Lo estamos consiguiendo.

  3. No lo dudé ni un instante, la fuerza de la marea que trae la razón y el sentido común a la política española acabaría llegando a la orilla y arrastrando la indiferencia muda de unos y la indignación manida de otros. Esto es solo el comienzo, ni más ni menos.

  4. Ahora que esta muy de moda eso de la “narración de la historía” y con lo bien que te ha quedado este post, iría que ni pintado en la contraportada de la “Historia de UPyD, volumen I: Revolucionarios.”

  5. Entusiasmo: 1. m. Exaltación y fogosidad del ánimo, excitado por algo que lo admire o cautive.
    Confianza: 1. f. Esperanza firme que se tiene de alguien o algo.
    Determinación: 2. f. Osadía, valor.
    Menudos ingredientes. Multiplicados por 1.140.000 el número mágico ¿qué pan dará?
    Saludos.

  6. Es que cuando se utiliza la mejor levadura, la natural que configura la masa madre, tiene que salir perfecta, sobre todo cuando l@s panader@s son los mejores y encima guap@s. Eso si, hay que controlar la masa madre permanentemente para que no se estropee.

  7. Sigamos repartiendo pan, las empresas más consolidadas, las mejores panaderías, son las tradicionales, las que se hacen se poco a poco sin restar calidad al producto. Al principio hay que dar mucho para recoger poco pero cuando el buen hacer se mantiene sin fisuras, los que lo prueban se lo dicen a los otros, y estos a otros….el boca oído sigue siendo la mejor manera de llegar a lo alto cuando la calidad es buena, eso le pasará a UPyD, poco a poco dando ejemplo…..ahí seguiremos!

  8. Regenerar la gastronomía, lograr la igualdad, precisa revisar las técnicas del pan, para, así, lograr una masa esponjosa que realce lo que nos une a todos en nuestros hábitos alimenticios, en nuestras aficiones culinarias. Una buena levadura es esencial para lograr que el “bocata”, bien de interés público, mantenga su carácter democrático y garantice las necesidades básicas.

    Gracias por tus Twitters de ánimo e información, en la campaña

    Luis de Valladolid

    • Gracias, Javier, estoy totalmente de acuerdo con Pombo y contigo: necesitamos alimentar de poesía todos los aspectos de la vida, incluida la política.

  9. Extraordinario Beatriz!
    Estoy orgullosa de pertenecer a ese 4,7% de Levadura política de UPyD que da calidad, textura y frescura a la Democracia. Y aquí ,en Euskadi cuando el nacionalismo abertzale nos mira con autoridad!. La fuerza de la Levadura del 4,7% nos permite decirles que lo suyo es una falsa autoridad dada por 300.000 votantes y el paraguas de una injusta Ley Electoral y que UPyD tiene la autoridad contundente de 1.140.000 votantes.

  10. Yo había dejado de comer ese indigesto pan amazacotado, hasta que gracias a una gran pandera cómo tú, percibí ese delicioso aroma del pan bien hecho. Lo probé y empezó a formar parte de mi dieta, poco a poco se fué haciento tan imprescindible para mí, que ya ves, ahora yo también soy “panadera”.
    Enhorabuena ¡que grande eres!

  11. ¡Qué bien escribes! Es más que agradable leerte. Y si, es un momento de celebración para la democracia; momento que no completo cuando se modifique la ley electoral. Besos y enhorabuena.

  12. ¡Qué bien escribes! Es más que agradable leerte. Y si, es un momento de celebración para la democracia; momento que será completo cuando se modifique la ley electoral. Besos y enhorabuena.

  13. Tus palabras siempre me han inspirado y tu has ayudado en parte a que sea parte de la marea magenta y ahora sin darme cuenta me he convertdio en panadera, practicando uno de los oficios mas autenticos y artesanos que perduran en el tiempo. Gracias por tus palabras y tu inspiración eres una magnifica escritora y espero que algun dia se te reconozca como tal.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s